Ir al contenido principal

THE INCREDIBLE CHET BAKER PLAYS AND SINGS



¿Para que viajar a Italia sino para adquirir un par de ejemplares de este sobresaliente registro? Eso hizo nuestro estimado Coltrane y tuvo la cortesía de obsequiarme con uno de ellos. Este compacto vino a sustituir el desgastado vinilo que veneraba desde mi mas tierna juventud. En realidad podría parecer una grabación más de la época crepuscular del trompetista Chet Baker, pero para nosotros siempre ocupó un lugar destacado por su arrebatador lirismo y su intensidad emocional. Esta es la reseña que hace años escribió el propio Coltrane

______________________________________

Hay muchas y excelentes razones para regalarse una escapada a Italia: Florencia, Michellangelo Buonarotti, los canales de Venecia, las pizzas napolitanas... pero si eres aficionado al Jazz, no lo dudes, la razón principal es hacerse con una copia de este oscuro pero fabuloso disco de Chet Baker, inencontrable por el momento en nuestro país. El maestro del tono menor, del registro medio, revela aquí su insondable mundo interior con el único idioma que domina: la música. Esta no es una de tantas sesiones, algunas de ellas prescindibles, que el mítico trompetista grabó durante su último periodo transhumante por tierras europeas. A Baker hay que saber donde y cuando buscarlo, ya que su frágil esencia es un bien esquivo. Esta grabación está presidida por una serena melancolía, por un romanticismo crepuscular pero en modo alguno afectado. No hay espectaculares demostraciones técnicas, tan sólo sonidos que quiebran el alma, como los producidos por esa mágica sordina, tan davisiana, en Laura o I Waited For You. Una etapa más en el triste paseo por el atardecer de una vida que se apagó el 13 de Mayo de 1988, aplastada contra una acera de Amsterdam, la ciudad mas decadente del viejo continente. Déjate poseer por su espíritu.

______________________________________

Ficha técnica:

Chet Baker (trompeta, voz), Bruce Thomas (piano), Jacques Pelzier (flauta, saxo soprano), Gianni Basso (saxo tenor), Lucio Terzano (contrabajo), Giancarlo Pillot (batería).
Grabado en el Cap Studio, Milán. Marzo, 1977.

(c) 1977 Carosello Records & Tapes


I Waited for You del álbum "The Incredible Chet Baker Plays and Sings"

Comentarios

Entradas populares de este blog

FRANCIS ALBERT SINATRA Y ANTONIO CARLOS JOBIM: CAMINOS CRUZADOS

En el año 1967 Antonio Carlos Jobim y Francis Albert Sinatra, se reúnen en un estudio de grabación de Los Angeles para escribir una de las obras maestras de la música del siglo XX. Ésta es la crónica de aquel encuentro. Es un largo artículo, inadecuado para un blog, lo sé. Pero te invito a leerlo con calma, mientras escuchas su música inmortal, tal vez en la buena compañía de una copa de Jack Daniels con hielo. Sinatra lo hubiera querido así... SUCEDEU ASSIM Corre el año 1966, cae la tarde en la playa de Ipanema, en Rio de Janeiro. En el Bar Veloso, el compositor brasileño Antonio Carlos Jobim toma una copa con algunos amigos. Desde hace algunos años, este genio carioca vive a caballo entre Estados Unidos, donde desarrolla una pujante carrera musical y su ciudad natal, Rio de Janeiro. La música de Jobim y en general la bossa nova brasileña que ha nacido apenas cinco años atrás en las playas cariocas, ha causado furor en el mundo entero. Decenas de músicos de

MILES DAVIS, LIVE AT THE PLUGGED NICKEL, 1965

Miles Davis A mediados de la década de los sesenta del pasado siglo, el trompetista Miles Davis se enfrenta a una de las grandes crisis de su turbulenta existencia, uno de esos momentos de inflexión que jalonaron su vida y su carrera y de los que siempre salió victorioso y reforzado, dispuesto a protagonizar una nueva revolución en la historia de la música. En los cincuenta fue su adicción a la heroína la casi acaba con su vida y su carrera, pero en un épico acto de voluntad, fue capaz de superar su brutal adicción por sí solo, alzándose como un líder carismático, una personalidad adorada no sólo por sus indudables méritos musicales, sino también por su controvertido carácter, su intransigencia, su desdén hacía críticos y seguidores, su indudable atractivo físico y su vestimenta a la moda. Así a lo largo de los años, fue labrando una seductora imagen de rebeldía que rayaba la hostilidad. Guapo y elegante, siempre bien vestido, airado, desdeñoso ante cualquier halago. Tal

V.S.O.P.: THE QUINTET. HERBIE HANCOCK Y EL LEGADO DE MILES DAVIS

A mediados de los años 70, muchos críticos afirmaban que el jazz había muerto. En efecto, en el año 1969, el trompetista Miles Davis, con su álbum Bitches Brew, parecía haber cerrado definitivamente la era del jazz acústico. Pero lo bien cierto es que, hasta poco antes de la grabación de este histórico álbum, Davis había conducido el jazz acústico a las más avanzadas posiciones de la vanguardia y lo había hecho con un conjunto de jóvenes músicos, que le acompañaban desde mediados de la década de los añs 60. En aquel quinteto preeléctrico se encontraban el saxofonista Wayne Shorter, el pianista Herbie Hancock, el bajista Ron Carter y el batería Tony Williams.  Músicos geniales que procuraron al conjunto de Davis el impulso innovador que precisaba en aquella convulsa época y que le condujeron, en poco tiempo, hasta las puertas del jazz-rock. Tras Bitches Brew llegó la diáspora y cada uno de los miembros de aquel grupo, siguió su carrera por separado, casi todos ellos en el á