Ir al contenido principal

ALLAN HOLDSWORTH: EL HOMBRE QUE CAMBIÓ LA GUITARRA PARA SIEMPRE



Radio Jazznoend dedica su nuevo programa al guitarristas británico Allan Holdsworth, que nos dejó en el mes de abril de este año de 2017. Un infravalorado coloso del jazz-rock, no solo como compositor original y visionario sino también como prodigioso instrumentista, uno de los más grandes en  su instrumento, la guitarra eléctrica, cuyo inverosímil virtuosismo, asombró incluso a los mas grandes guitarristas de su generación. 


Aunque la carrera de Holdsworth se desarrollo a partir de finales de los años sesenta y en la década de los 70 del pasado siglo en diversas bandas del rock progresivo británico, como Soft Marchine, Gong o Bruford, nuestro programa se centrará de los registros discográficos efectuados con su propia banda, a partir de la década de los ochenta, ya instalado Holdsworth en Estados Unidos, hasta comienzos de siglo XXI. 


Este viaje nos llevará a disfrutar de algunos de sus temas más icónicos como Looking Glass o Tokyo Dream, en muchos de ellos, interpretando el Synthaxe, un complejo y efímero controlador midi, cuyas casi infinitas posibilidades, sedujeron a Holdsworth durante muchos años, impregnando sus temas de cualidades orquestales, de sorprendentes  texturas, de ambientes futuristas que transformaron su música de forma decisiva. 


También será una magnífica oportunidad de descubrir la extraordinaria calidad de algunos de sus colaboradores como los baterías Chad Wakerman, Gary Husband o Vinnie Colaiuta o el pianista Gordon Beck, entre muchos otros.


Nuestro viaje concluirá, como a menudo ocurre en Radio Jazznoend, escuchando a nuestro protagonista en los escenarios de Japón, en el año 1990, 

Descubre con nosotros a este extraordinario artista del que se ha dicho que cambió la guitarra para siempre. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

MILES DAVIS, LIVE AT THE PLUGGED NICKEL, 1965

Miles Davis
A mediados de la década de los sesenta del pasado siglo, el trompetista Miles Davis se enfrenta a una de las grandes crisis de su turbulenta existencia, uno de esos momentos de inflexión que jalonaron su vida y su carrera y de los que siempre salió victorioso y reforzado, dispuesto a protagonizar una nueva revolución en la historia de la música.
En los cincuenta fue su adicción a la heroína la casi acaba con su vida y su carrera, pero en un épico acto de voluntad, fue capaz de superar su brutal adicción por sí solo, alzándose como un líder carismático, una personalidad adorada no sólo por sus indudables méritos musicales, sino también por su controvertido carácter, su intransigencia, su desdén hacía críticos y seguidores, su indudable atractivo físico y su vestimenta a la moda. Así a lo largo de los años, fue labrando una seductora imagen de rebeldía que rayaba la hostilidad. Guapo y elegante, siempre bien vestido, airado, desdeñoso ante cualquier halago. Tal vez sea mejo…

BILLIE HOLIDAY: EL OCASO DE LADY DAY

Los estudios de Radio Jazznoend se visten de gala para recibir a esa gran dama del Jazz que fue Billie Holiday o Lady Day como le bautizó su gran amigo, el saxo tenor Lester Young
Billie Holiday uno de los grandes mitos de la gran era jazzística. Una leyenda construida a partes iguales sobre sus excepcionales cualidades artísticas, sobre su exquisito arte vocal, como sobre los aspectos más morbosos de su desgraciada existencia: Sus turbulentas relaciones amorosas y sobre todo sus brutales adicciones al alcohol y a las drogas que, a la postre, acabarían con su vida a la temprana edad de 44 años. 

Nuestro nuevo programa está dedicada a la etapa crepuscular de la vida y la carrera de Lady Day y para ello, viajaremos al pasado para escuchar algunas de sus grandes registros discográficos de aquella época, desde el año 1952, cuando comienza su contrato para la discográfica de Norman GranzVerve, hasta el año 1958, cuando graba ese legendario registro para Columbia records, que lleva por…

ANTONIO CARLOS JOBIM: THE MAN FROM IPANEMA

Puede resultar extraño o extemporáneo, hablar ahora de este box que vio la luz a mediados de los años noventa, poco después de la muerte de Tom Jobim. Tal vez el único motivo, es que esta mañana lo vi en la estantería de los compactos y me decidí a cogerlo entre mis manos, después de tanto tiempo sin haberle prestado ninguna atención. 

Y después de hojear su libreto y escuchar alguno de sus discos, pensé que la música es algo más que algunos miles de archivos mp3 acumulados en un disco duro. Es también la forma en la que llega a nosotros, su envoltorio, las portadas, los artículos y las entrevistas. todo aquello que envuelve y viste a la música pura y la hace más atractiva y deseable. 
The Man Of Ipanema es precisamente un ejemplo de ello. Una producción exquisita de la edad de oro del disco compacto, cuando las compañías competían en ofrecer los diseños más originales y vanguardistas. Cuando cada nueva caja era un artículo de coleccionista, una manifestación artística en si misma. Ve…