Ir al contenido principal

JAZZ NO END EN EL JIMMY GLASS - 15 DE MARZO DE 2013

Javier Vercher en plena improvisación

Ya hemos comentado en algunas ocasiones que este blog no es un blog de actualidad, pero la ocasión lo merece y no podemos por menos que relataros el improbable milagro que sucedió una noche de Fallas en el Jimmy Glass de la Calle Baja en el barrio del Carmen de Valencia. Ni más ni menos que la redacción de Jazz No End al completo disfrutando de una gran actuación. Un quinteto de lujo con dos grandes saxofonistas, el neoyorquino afincado en Madrid Bob Sands y el madrileño Javier Vercher, residente en Nueva York durante muchos años y actualmente afincado en Valencia. La rítmica la presidió el multiinstrumentista Jorge Rossy, que sorprendió con una gran interpretación al piano a los que estábamos acostumbrados a escucharle en multitud de grabaciones sentado a la batería (recordamos la excelente serie "The Art of the Trio" en el trio de Brad Mehldau). Completaron el quinteto el contrabajista americano Dee Jay Foster y el batería húngaro Ferenc Nemeth.
 
 

Bob Sands soleando
 
La actuación tuvo grandes momentos, algunos en la tradición de combos de doble saxofón como el de Eddie Davis y Johnny Griffin, otros más  aventureros, con Javier Vercher improvisando magníficamente en un estilo hard bop progresivo escuela Joe Henderson, o Bob Sands en el estilo baladista voluptuoso y granítico de un Dexter Gordon. En conjunto, una gran noche para el jazz en una Valencia incendiada por las Fallas, que terminó con una divertida jam session donde Jorge Rossy se sentó a la batería para, junto con Dee Jay Foster, proveer la base rítmica a los participantes, en un ambiente distendido y relajado.
 
 
Jam Session en el Jimmy


 

Comentarios

  1. Gran noche en el Jimmy Glass. Una batalla de saxos que no olvidaremos fácilmente...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MILES DAVIS, LIVE AT THE PLUGGED NICKEL, 1965

Miles Davis
A mediados de la década de los sesenta del pasado siglo, el trompetista Miles Davis se enfrenta a una de las grandes crisis de su turbulenta existencia, uno de esos momentos de inflexión que jalonaron su vida y su carrera y de los que siempre salió victorioso y reforzado, dispuesto a protagonizar una nueva revolución en la historia de la música.
En los cincuenta fue su adicción a la heroína la casi acaba con su vida y su carrera, pero en un épico acto de voluntad, fue capaz de superar su brutal adicción por sí solo, alzándose como un líder carismático, una personalidad adorada no sólo por sus indudables méritos musicales, sino también por su controvertido carácter, su intransigencia, su desdén hacía críticos y seguidores, su indudable atractivo físico y su vestimenta a la moda. Así a lo largo de los años, fue labrando una seductora imagen de rebeldía que rayaba la hostilidad. Guapo y elegante, siempre bien vestido, airado, desdeñoso ante cualquier halago. Tal vez sea mejo…

BILLIE HOLIDAY: EL OCASO DE LADY DAY

Los estudios de Radio Jazznoend se visten de gala para recibir a esa gran dama del Jazz que fue Billie Holiday o Lady Day como le bautizó su gran amigo, el saxo tenor Lester Young
Billie Holiday uno de los grandes mitos de la gran era jazzística. Una leyenda construida a partes iguales sobre sus excepcionales cualidades artísticas, sobre su exquisito arte vocal, como sobre los aspectos más morbosos de su desgraciada existencia: Sus turbulentas relaciones amorosas y sobre todo sus brutales adicciones al alcohol y a las drogas que, a la postre, acabarían con su vida a la temprana edad de 44 años. 

Nuestro nuevo programa está dedicada a la etapa crepuscular de la vida y la carrera de Lady Day y para ello, viajaremos al pasado para escuchar algunas de sus grandes registros discográficos de aquella época, desde el año 1952, cuando comienza su contrato para la discográfica de Norman GranzVerve, hasta el año 1958, cuando graba ese legendario registro para Columbia records, que lleva por…

ANTONIO CARLOS JOBIM: THE MAN FROM IPANEMA

Puede resultar extraño o extemporáneo, hablar ahora de este box que vio la luz a mediados de los años noventa, poco después de la muerte de Tom Jobim. Tal vez el único motivo, es que esta mañana lo vi en la estantería de los compactos y me decidí a cogerlo entre mis manos, después de tanto tiempo sin haberle prestado ninguna atención. 

Y después de hojear su libreto y escuchar alguno de sus discos, pensé que la música es algo más que algunos miles de archivos mp3 acumulados en un disco duro. Es también la forma en la que llega a nosotros, su envoltorio, las portadas, los artículos y las entrevistas. todo aquello que envuelve y viste a la música pura y la hace más atractiva y deseable. 
The Man Of Ipanema es precisamente un ejemplo de ello. Una producción exquisita de la edad de oro del disco compacto, cuando las compañías competían en ofrecer los diseños más originales y vanguardistas. Cuando cada nueva caja era un artículo de coleccionista, una manifestación artística en si misma. Ve…